Verdad verdadera

Ya lo dijo Yoigo:

LOS AMORES DE VERANO,

NO LLEGAN A SEPTIEMBRE

Y esto es verdad en un 99’9% de los casos (si habéis conseguido formar parte de ese 0´01%, pues ok)

warning 0b

Así que yo, (con la caridad que me caracteriza), os voy a resumir las 6 fases del desengaño amoroso que sufriréis de aquí a 7 días, con un 99’9% de posibilidades. Con previsión, los disgustos se llevan mejor.

Todo empieza con un whats app, un mensajito, o en la mejor y más escasa posibilidad: una llamada

Warning 0a

FASE 1:  El WTF

No entiendes nada, todo ha sido muy repentino, un visto y no visto, un ¿perdona, QUÉ? . A lo mejor si que había algunas señales, pero no hay peor ciego que el que no quiere ver.  Sin comerlo ni beberlo, la historia se acaba.

ASÍ…PUM

Sin finiquito, ni indemnización, y  mucho menos con una explicación lógica y coherente.

Llamas a tus cinco mejores amigas y sólo te sale preguntar

¿Pero PORQUÉ?

Las respuestas, siempre son las mismas,  son plantillas predeterminadas en el cerebro femenino, e iguales para todos los casos.

– Qué dices, menudo imbécil

– Pasa, será por peces en el mar

– Espera que seguro que se arrepiente y te llama llorando

– No sabe lo que se pierde, como tú no hay dos

Son tus mejores amigas y te quieren. Pero ninguna parece entender  what is going on y  mucho menos tú.  ¿Pero se puede saber que cojones hace? Ayer os queríais veraniegamente, y hoy ya  no.  No sabía yo esto de su bipolaridad. A lo mejor es broma. Serán los gilipollas de su chupipandi de amigos que le han cogido el móvil. A lo mejor es una sorpresa y aparece ahora con flores cantando clavelitos.

Y mientras tu cerebro entra en ebullición buscando una explicación decente (una del tipo, prefiere no estar conmigo porque le duele quererme),  sigues sin despegarte del móvil, un cigarro, o cualquier tipo de patata frita que te puedas meter en la boca a puñados

Warning1c

FASE 2: LA IRA

Poco a poco, te vas dando cuenta, de  que no es una broma, de que no han sido los lelos que tiene por amigos, y que no va a aparecer por la puerta cantando clavelitos ramo de flores en mano.

Y te entran unas ganas brutales de matarle, a él o a cualquiera en su defecto. O mejor, coger el móvil, marcar su puto número que en que momento guardaste, y empezar a pegar gritos y más gritos, cantándole las 40, leyéndole la cartillla o recitar un espléndido:

“Me las vas a pagar valiente hijo de puta”

Llamas a tus diez mejores amigas (las nuevas 5 ya han sido oportunamente informadas de la situación) y les sueltas la retahíla de insultos que se te van ocurriendo durante media hora aprox. Porque ante todo, eres una mujer muy digna, y nunca nunca montarás a un pollo a un amor de verano.

Será por amores de verano haciendo cola en la puerta de tu casa.

O eso es lo que quieres que él crea, y ya de paso, creértelo tu también

Llegados a este punto, tus grupos de whats app están a punto de bloquear el servidor, con comentarios muy poco éticos hacia el imbécil puto que te acaba de dejar (si si, con el “puto” después)

Warning2

FASE 3: LA CULPA

Y mientras el mundo sigue girando, analizas la situación punto por punto. Desmigajas todos los momentos por los que habéis pasado, hasta que encuentras un algo que no encaja. ¿Y si hice esto mal? A lo mejor no tendría que haber dicho esto otro. Puede que haya sido por lo del jueves pasado…

Y poco a poco te empieza a invadir ese sentimiento de inseguridad, al no saber cual de tus repentinas 150 cagadas que hiciste mientras estabas con el, fue la detonante de la situación.

Pero ya solo llamas a una amiga, la mejor. La única capaz de escuchar esas anécdotas amorosísimas que ya  le has contado unas 10 veces paso a paso. La única que se tomará contigo 2 litros de helado. La única que si tuviera delante al impresentable susodicho, le pegaría un tiro entre ceja y ceja sin inmutarse. La única que comprenderá, que pensar que todo ha sido por comerse un trocito de su postre, no es ninguna paranoia. Porque para eso ella también es una neurótica, y está igual de desequilibrada que tú.

Dios nos cría y nosotras nos juntamos

(Sin ti, no habría sido posible VB)

 

FASE 4: MEMORIES

Lo malo que tiene analizar desde el 1º momento hasta el último, es volver a recordar lo bien que os lo habéis pasado. (Si hay malos momentos en un amor de verano, apaga y vámonos)

Situaciones que empiezas a creer que no vivirás con nadie más.

Las bromas, los paseos por la playa, los arrebatos amorosos, lo guapos que salís en las fotos, los desayunos a las 2 de la tarde, lo morenos que estábais, las copas infinitas, vuestro enésimo baile de “Propuesta Indecente” y noches interminables.

(Con calor, mar, y un tinto de verano en la mano, todo es muy distinto si)

Así que por orgullo, intentas mantener la compostura con esa fingida y débil indiferencia, que se acabará en un whats app incendiario con dos copas de más.

Un mensaje pastelón, para que él sepa que no está todo perdido, y que os podéis seguir queriendo mútuamente.

Y llegas a la 5º FASE: EL QUIÉREME

Una fase de patetismo propio, que suele tener un grado importante de nocturnidad y amplios niveles de alcohol en sangre. Una fase que sin un autocontrol digno del Dalai Lama, o sin amigas con un PAR DE HUEVOS, que te borren su móvil de la agenda.

Suele acabar en una hecatombe

DISASTER

tumblr_m2z2lle7nM1qcmngio1_400

FASE 6: LA INDIFERENCIA

Poco a poco, los días pasan. Te acabas cansando de hablar 24/7 del hijoputa cretino.

Más que nada porque ya no puedes vaguear al sol, vuelve la rutina, y te quedas sin tiempo para rumiar cómo se torció todo.

Y aunque os parezca imposible, llega el olvido

Os lo juro

En serio, aunque no me creáis ahora

Su física, su química y su anatomía

Bailando o no, su recuerdo se esfuma.

Warning5

Lo bueno, es que todavía seguiréis morenas, y con algo de tiempo para pululear en shorts, por terrazas  llenas de desconocidos que también siguen morenos.

Y de momento no hay estadísticas sobre los amores de septiembre

GAME ISN’T OVER

X,CHARLOTTE

Anuncios