Excusas

A veces, sois muy pesados

No pasa nada, todo el mundo tiene sus ligeros defectillos.

Os gusta una y tenéis que demostrárselo, literalmente

Que quede claro que sólo la queréis a ella y a ninguna más

Y la queréis mucho

Y no os vale un NO por respuesta, porque probablemente algún cantamañanas os ha dicho que cuando dice NO, en realidad quiere decir SI

Y que probablemente, a la 50º va la vencida

UN NO, ES UN NO

Es como cuando  alguien te da lo que quieres, sólo para que dejes de dar el coñazo de una vez

tumblr_ms6jk8GmyA1qfhv0wo1_500

Pero eso NUNCA va a pasar

En mi corta vida jamás he oído un: Pues mira Charlie, era tan pesado que quedé con él sólo para que me dejara en paz, y ahora su pesadez me parece tan sexy que nos vamos a casar.

Y es entonces, cuando nos obligáis a poneros excusas.

Bastante creíbles al principio, pero que se van enmarañado mientras seguís jugando a ser putos pesados:

  1. No me gusta mucho bailar
  2. Se van mis amigas
  3. Se me ha hecho tarde
  4. Soy una mujer muy difícil de enamorar
  5. No voy a poder quedar, tengo mucho lio
  6. Estoy pasando por una racha en la que  no quiero hombres en mi vida (si se parecen a ti)
  7.  Hace poco (como unos dos años) que he pasado por una relación (duró tres meses) que acabó muy mal y todavía lo estoy superando
  8. Tengo novio (imaginario)
  9. Mi novio (imaginario) es muy celoso
  10. Mi religión no me lo permite
  11. Soy la hermana gemela de esa con la que hablaste
  12. Todavía llevo tatuado el nombre de mi ex. El de la excusa Nº 7   no,  otro
  13. No me gusta salir a comer, o a cenar, ni comer o cenar en casa
  14. También odio desayunar
  15. No tengo movil, ni Facebook, ni email, ni internet, ni siquiera tengo un fijo. Cuando quiero algo, envío una paloma mensajera
  16. Soy Amish

……ETC….

Cuando oigáis cualquiera de estas excusas, NO sigais

En serio

NO QUERÉIS SABER LA VERDAD

Dejarlo ahí.  Y a otra cosa mariposa.  Que será por pececitos en el mar.  Pero no sigáis dando el coñazo porque , nos acabaremos haciendo un lio con la película paralela que os hemos montado. Y todo terminará en una muy vergonzosa humillación.

Si seguís pidiendo explicaciones, os acabaremos contando, que el perro se ha comido el mando del garaje y estoy encerrada en mi casa y no hay nadie más, y no puedo llamar a un cerrajero porque mi móvil funciona cuando quiere, y que no le da la gana de marcar el número del cerrajero (las blackberrys es lo que tienen, ya tu sabes), y además el perro, que era de mi ex y lo estoy cuidando durante el fin de semana porque en el fondo todavía siento algo por él, después del mando, se ha comido un trocito de mi gato, y entonces voy a tener que llevarle al veterinario con urgencia, pero sola porque sino mi gatito se puede asustar más de lo que ya está, y seguro que me tengo que quedar unos días con el en la UCI de la protectora de animales, y para cuando vuelva, se me habrá acumulado trabajo que voy a tardar bastante tiempo en recuperar. Pero mucho mucho, porque mi jefa es bastante putilla y encima seguro que me pone más aposta por haber tardado en hacer lo que no he hecho durante todo el tiempo que mi gatito estuvo en la UCI mientras el cerrajero arreglaba el puto mando. Entonces mejor, si eso,ya  te envío una paloma mensajera.

O lo que es lo mismo

CONTIGO NO, BICHO

X, Charlotte

El puto pesado

Un día, llegas a un bar con tu mejor amiga, te pides un par de cervezas, tonteas con el camarero para que te rellene las patatas,con suerte te trae también una ración de aceitunas, y ya tienes la noche solucionada.

Tu amiga, tu cerveza, las aceitunas y una canción de Noah  and the Whale sonando de fondo.

No se puede pedir nada más

Después de una cerveza, llega otra, y luego puede que un par de copas, y al final te quedas en el bar haciendo el mongui hasta que cierran

bad decisiones

Y entonces se te acerca el camarero que tan amablemente te ha regalado una ración de aceitunas con un par de amigos y una última copa.

Y con tanta copichuela, te pones a hablar con el que se sienta en frente, o con una silla, porque llega una hora de la noche en la que ya te da igual 8 que 80, y tienes capacidad de sobra para darle conversación hasta las susodichas aceitunas

And so on, hasta que te despiertas al día siguiente con una resaca del infierno, porque claro, el barman de turno no nos invitó precisamente a  Citadelle con Nordic Mist.

Y mientras el Larios se encarga de martillearte la cabeza, vibra el movil

Un mensaje de whats app de número desconocido.

Fenómeno, ya me he dedicado a repartir mi teléfono

“K tl acabaste ayer wapa?”

Claramente se han equivocado de teléfono, no recuerdo haber conocido a nadie tan gilipollas.

Pero resulta que si que le conocí, porque por la noche no hay gilipollas de más , si no copa de menos.

Efectivamente, el tonto que estaba sentado en frente.

Ese al que le conté: que mi sueño es poner una pastelería, que por error acabé vestida de animadora en un funeral, las razones por las que Vettel es un completo imbécil,  que tenía un gato llamado Manolito, y que probablemente el mejor invento del mundo es el chocolate.

Y aún con esas el tío me ha escrito

Pobrin

Así que le contesto, poquito, por que tampoco mucho que decirle a un hombre que me llama wapa.

Pero la conversación se prolonga horas, y días.

Y como ya hace tiempo que se me acabó el repertorio de monosílabos, se empezó a contestar él solo

. Supongo que estás muy ocupada

. Ya si eso me contestas luego

. Era una pregunta estúpida, no hace falta que me contestes

ETC

Pero oye, aquí seguimos

PUTO PESADO

Hace tiempo escribí un post sobre esas mujeres que no saben poner fin a una conversación de whats app

(https://aurevoirblog.wordpress.com/2013/03/29/cambio-y-corto/)

Pero lo que suelo escribir,  es genérico. HOMBRES,MUJERES y sobre todo para PUTOS/AS PESADOS

Aplicaros el cuento

X,Charlotte

Su amigo el chapas

Y ayer, una vez más, la misma historia

Siempre el mismo principio:  Es aparecer un guapérrimo en una fiesta, sobre el que poso mis ojillos en el minuto uno; y  empezar  mis acercamientos estratégicos para poder  hablar con el sin parecer una loca ( porque no quedaría bien cuando cuente la historia de como nos conocimos el día de mi pedida)

      Siempre el mismo nudo: Paseo por aquí, me voy a poner una copa por allá, caída suave de pestañas, y mis estrategias de marketiniana en potencia parece que tienen efecto;  he conseguido que el guapérrimo, y su amigo (bastante menos guapérrimo) se den cuenta de que existo, y procedan a una poco discreta evaluación sobre mi persona.

72e08c19a4ce26cd8643a4de72984e24

Y sin comerlo ni beberlo, ni saber muy bien como, dos copas después ya estoy plenamente integrada en la conversación.

Pero claro, el guapérrimo tiene mucha niña mona donde elegir, porque para eso es el guapérrimo de la fiesta y se puede permitir el lujo de no tener que darme conversación. Además, ya para eso está su AMIGO, que no tiene tanta niña mona a su alcance, y ve en mi concentradas las pocas posibilidades de la noche.

Y habla y habla y habla

Y no se calla

Nunca

Y al principio tiene su gracia, porque el tío es simpático y ves que el pobre lo intenta. Pero entonces definitivamente el guapérrimo encuentra a una monina y desaparece.

Y su amigo sigue hablando y hablando

Y no se calla

Y no me puedo ir sin mas, porque ofendería mucho al amigo de mi guapérrimo y adiós a cualquier posibilidad de que el otro se vuelva a acercar. Y aunque lo intentase, daría igual, porque el amigui, ya ha conseguido un pececito que le ria las gracias y no lo va a soltar.

Y sigue hablando

Lo malo de alguien que no se calla ni debajo del agua, es que no puedes intervenir, y si lo haces no va a servir de nada, porque:

a. No te escucha, y sigue con su tema porque su historia es mucho más interesante de lo que tu le puedas contar

b. Te interrumpe, no vaya a ser que te desvies del tema y no te pueda contar su tan interesantísima historia,  con la que cree que va a dar el golpe de efecto necesario para que vueles to the moon con él tonight (Ay Frank, porqué te fuiste)

Y tiene mil historias que contar, que para eso es el amigo chapas. Si el otro día saliste y te bebiste hasta el agua de los floreros, el se bebió el puto lago Missisipi. Si la liaste petarda en el trabajo, el hundió las acciones de Wall Street, pero es muy crack y se lo perdonaron porque ha ganado muchos millones para su empresa de trading. Si a ti te abdujo el fin de semana pasado un extraterreste, a el le abdujeron un ejército de E.Ts. Y así con todo

Y  da igual que le digas que estudias ciencias forenses, que te gusta abrir estómagos o rebanar un cerebro en rodajitas, que tienes dos gatos y les coses pichis de ganchillo, que eres vegetariana, que eres megafan de Sexo en Nueva York, que no sabes cocinar, que él se parece mucho a tu idea de futuro marido, o cualquier cosa que creas que va a hacer que un hombre huya haciendo la croqueta.

cute cat

No te vas a librar de el.

Porque eres el  único pececito que ha mordido el anzuelo desde probablemente hace varias semanas.

Y es ese preciso instante, cuando lo intentas hacer ver lo rarísima e indeseable persona que eres, es el momento en el que él aprovecha  para sacar toda su sabiduría sobre psicología femenina. Y marcarse un Barney Stinson

Que mal ha hecho en el mundo Ryan Gosling, la película Crazy Stupid Love , los artículos de GQ para ser hombres interesantes o blogueros como Holden Caulfield y su Manual de un Buen Vividor .

Porque han dado pie a que cualquier hijo de vecino con poca labia, a aprenderse sus frases(con las que se podrían llevar a Gisele Bundchen a casa) y las espeten sin ton ni son. Ni ningún tipo de sentido. Ni ningún tipo de gracia.

Igualitos que un Cary Grant desnudando tu alma oye.

Y siempre el mismo desenlace, porque  llegados a este punto, ya solo puedes hacer una cosa, olvidarte del guapérrimo para siempre, sacar el movil del bolso, y zanjar la conversación con un:

“Perdona, te dejo, que me llama mi novio”

X,Charlotte

Decálogo para no parecer una cretina

Hace poco, me escribió un amigo porque su nueva pichibollu, le había enviado un post que hablaba sobre cómo evitar ser un cretino (huele a indirecta del tamaño de la Catedral de Burgos), y me pidió que lo reescribiera  en versión femenina.

Este es el post

http://blogs.glamour.es/nacho-lopez-rodrigo-taramona/como-no-ser-un-cretino-sin-acabar-siendo-un-pagafantas/

Y este es mi decálogo imprescindible y necesario para no parecer una maldita cretina.

1.  Si vais a un restaurante, no te quedes mirando a las musarañas cuando traigan la cuenta esperando a que te invite, haz el amago de pagar, y si finalmente no te invita, pon tu parte (independientemente que luego borres su numero de tus contactos)

2.  Mirar como se come el pedazo de chuletón con patatas que ha pedido, mientras tu ya hace tiempo que has engullido tu hojita de lechuga. Intentar morir de inanición en la presencia de alguien es súmamente incómodo

3.  Ya lo he dicho alguna vez, pero lo repito. No le obligues a llevarte el bolso

4.  Darle una brasa de dos horas al teléfono cuando está de copas con sus amigos

5.  Darle otra brasa de dos horas al teléfono cuando después de las copas, sale con los amigos. Creerme, si lo que estáis intentando es que deje de ver a los borrachos de sus amiguitos, esa es la peor opción.

6.  Darle otra jodida brasa de otras dos putas horas al teléfono cuando llega a casa, porque después de las cuatro horas anteriores habéis acabado  a grito pelado (se veía venir)

7. Intenta evitar en la medida de lo posible, obligarle a quedar los días de partido. A ti te fastidiaría la vida tener que quedar el día que hay rebajas. Ponte en su lugar y no seas cabrona

8. Quedar con los amigos de tu ex para hablar de él

9.  No levantar la cabeza de la pantalla del tu teléfono de última generación, es el súmum de la mala educación, y debería de estar penado por ley

10.  Si le hablas 24/7 de blogs de novias, fotos de bodas en pinterest, o el último bodorrio ajeno. Va a acabar sospechando, y probablemente,  huirá

BONUS TRACKS

11. No ve Sexo en Nueva York porque NO le gusta, no empieces a contárselo desde el minuto 1 del capítulo piloto

12. Le da igual lo que tu amiga Maripili piense de vuestra relación

13. Le da igual la relación que mantenga tu amiga Maripili con su pichurri de turno

X,Charlotte

Soberanamente

Así, un título muy aristocrático destinado única y exclusivamente a mi querida jefa.

Cree el blog en su día, para poder reírme a gusto de los gilipollas que me iba encontrando por el camino.  Pero cualquier cosa que haya podido decir de cualquier cretino que me haya echado a la cara, es poco en comparación a lo que me encuentro cada vez que me cruzo con mi adorada jefa. Y como al fin y al cabo, esto  forma parte de mi terapia desahogacional, os dejo mi testimonio por si alguna proletaria más se identifica con una servidora.

Jefe: Del francés chef, que a su vez, proviene del latín caput (cabeza). Por lo general suelen ser personas con una sabiduría suficiente como para efectivamente, ponerlos a capitanear un equipo. En el caso de la mía, el origen etimológico de la palabra significa más bien:  La cabeza que todo el mundo quiere escupir, abofetear, cortar,  pinchar en una estaca y dejar en la puerta de la oficina como advertencia al resto de posibles aspirantes al puesto.

Dentro de la especie JEFA ODIOSA, podemos distinguir 3 subespecie

  1. JEFA ODIOSA POR AMARGAMIENTO: Que es la que deja de ser odiosa cuando se le olvida el amargamiento en el cuarto del material de oficina
  2.  JEFA ODIOSA PERO SABIA: Del tipo Anne Wintour, una arpía de mucho cuidado pero con motivos suficientes para tener el puesto que tiene  ( el discurso de Meryl Streep sobre el azul cerúleo en el Diablo viste de Prada, me cambió la percepción de la Wintour, such as life)

      3. JEFA ODIOSA E INEPTA: Que como no tiene nunca ni puta idea de nada, las lía más pardas que la socorrista de la piscina que mezcló ácido clorhídrico con un jardín de marihuana. Pero por privilegios de la vida, la culpa de todo lo malo que pase es siempre de la becaria. (Que para apuntarse los meritazos ya está su señoría LA BOSS)

Adivinar cual de las tres plagas me ha caído a mi.

Efectivamente.

Siempre que pierde el Excel con el presupuesto anual, el recuento de inventario, sus gafas, ese número de Harpers Bazaar de hace dos años, los presupuestos de los proveedores, o las facturas (entre un número infinito de cosas más); abre la puerta de su despacho, se acerca dando las mayores zancadas que sus espantosos tacones le permiten, y se planta en mi mesa con un cara que dejaría al mismísimo Vito Corleone meciéndose en una esquina.

Algo así

Los primeros días, me hacía bolita y esperaba a que escampara la tormenta para poder irme relajadamente a llorar al cuarto de baño. Pero luego alguien estupendo me envió una foto que desde entonces llevo impresa tamaño DIN A3 en la portada de mi agenda

JUST GO WITH IT

Porque puedo decir que mi jefa es:

      – Soberanamente coñazo

          – Soberanamente insufrible

– Soberanamente fea

         – Soberanamente irritante

       – Soberanamente inútil

   – Soberanamente límite

            – Soberanamente asesinable

Pero por mucho que lo diga, no va a cambiar nada. De hecho, si algún día me diera por levantar el puño y organizar una cacerolada en Recursos Humanos para contar cuatro verdades al respecto, saldría por la puerta del brazo de los vigilantes de seguridad, del las fuerzas y cuerpos del estado, y probablemente del puto ejército de tierra al completo.

Así que voy aprendiendo a ir with it.

Probarlo, pero no elijáis los primeros días de la terapia para dejar de fumar

X,Charlotte

Tiene novio

El domingo por la mañana, me desperté con tres llamadas perdidas y 8 mensajes en Whats app de un amigo.

Y con toda la prisa que pude; después de leer tranquilamente durante un buen rato La verdad sobre el caso Harry Quebert (bastante bueno, por cierto), prepararme un brunch, ducharme, y darle de comer a Manolito,

le llamé.

– Charlie, me he enamorado

– Mmm

(mis amigos son muy de enamorarse, DE TODAS)

– ¿Cuando?

– Ayer, en una fiesta

– Mmmmmmmmmmmmmmmmmmm

– Esta vez es de verdad Charlie

–   ¿ La quieres?

– Sí

– Pues díselo

– No puedo

– ¿Por qué no?

– Porque tiene novio

Ay, los novios. A mi siempre me pasa lo mismo, basta que me fije en alguien en cualquier reunión social y empiece a tontear muy inocentemente;  para que venga cualquier gilipollas a contarme que lo olvide, porque actualmente mantiene una relación estable, duradera y con vistas a futuro con una increíble, guapísima e imponente top model que además suele estar mucho mejor pagada que yo.

Bueno casi siempre.

Algunas veces ante mi más profundo anonadamiento e incomprensibilidad , se da la situación en la que un guapísimo maromo vive colgado del brazo de un sucedáneo de orco de Mordor, parco en palabras y con unos estilismos sacados de un armario de 1980. Y eso es casi peor, porque la guapa puedo llegar a entenderlo, pero lo de elegir a la melliza de la bruja Lola, en vez de a mí, es algo que nunca llegaré a comprender

En fin…

Cuando te enteras de semejante noticia que te hunde en la miseria, y te convierte en la persona más deprimida del planeta, lo mejor suele ser que lo olvides. En serio

COSAS QUE NUNCA HAY QUE HACER SI TIENE NOVIO/A

1. Buscar su nombre en Facebook

2. Fijarte en su estatus de ON A RELATIONSHIP

3. Comprobar que, efectivamente, las fotos dan fe del ON A RELATIONSHIP

Porque entonces, se confirma

El caso es que ahí estaba mi pobre amigo, en un no-se-que-hacer-que-puta-mierda-de-vida

Yo cuando entro en un bucle del estilo, siempre tengo alguna amiga con un consejo idóneo a mano, de esos que te solucionan el problema,  de esos que hacen que el mundo siga girando, esos de valor incalculable y resuelvesituaciones. Un consejo de super-amiga-que-todo-lo-sabe

– El novio molesta, pero no impide

Lo cual, es la versión políticamente correcta de un : Tía, no tienes ninguna posibilidad, su novia se parece a Gisele Bundchen y tu no. Asúmelo y  deja de darme el coñazo.  Baja el listón, encuentra a alguien de una jodida vez y haznos un favor a todas; pesada de mierda, que quiero seguir comiendo putos canapés en paz.

Y la verdad es que tienen razón, así que normalmente me pongo a comer canapés yo también, y me olvido del tema.

Pero claro, yo es que tengo una facilidad para asumir las cosas con un brownie delante, digna del libro Guiness de los records.

Pero la gente no. Y mis amigos menos.

 Lo cierto, es que hay poca cosa que hacer. Porque por lo general, la vida se parece poco a una comedia romántica de sábado por la tarde. Puedes decirle simple y llanamente, que le quieres, y que eres el hombre de su vida, muy en plan Serendipity… Y acabar con una casi segura orden de alejamiento (Porque, Hola Hollywood, eso es lo que pasa en la vida real). O puedes esperar, a que con una posibilidad entre 1.000.000.000.000, la novia en cuestión, se de cuenta de que su novio, es un puto pelele, un calzonazos, un  feo sin ningún oficio ni beneficio. Y cuando eso pase, verá a mi querido amigo como su tabla de salvación. Porque él es muy ojos verdes, muy estupendo, y muy tabla de salvación.  Pero mientras esperamos esa posibilidad, lo mejor es ahorrarse cualquier tipo de consejo para evitar catástrofes, y limitarse a escuchar a nuestro sufrido enamorado.

El fin de semana que viene, se le habrá olvidado

Y si no…que coma canapés

P.D.Para que el fundador sonría en la oficina de vez en cuando

X,Charlotte

El arte de emparejar: Capítulo I. Frodo

Todas tenemos las típicas amigas que llevan un siglo y medio con su queridísimo y estupendísimo novio.

Y son felices

Muy felices

Tan felices que quieren que tu también seas igual de feliz que ellas

Porque si no tienes un queridísimo y estupendísimo novio

no eres tan feliz como ellas

de hecho,

No puedes ser feliz

NOAH'SDIARY

Y las pobres no tienen mala intención. Simplemente, intentan que seas feliz, como ellas son felices.

Porque su realidad es que:  el chocolate, una buena película, escibir, ropa nueva, bailar hasta que salga el sol, una sonrisa anónima, o simplemente quedarme en casa peinando a Manolito no me puede hacer feliz.

Y entonces buscan amiguis que presentarme para hacernos novios y ser igual de felices que ellos.

Seguro que muchas estáis en la misma situación.

Una de cada 1.574.989’3333333 veces, funciona.

El resto, NO

RECALCO:

NO

Cada vez que alguna de mis queridas amigas con novio estupendísimo me dice:

– Charlie, tengo un amigo que te pega tanto, que te lo voy a presentar-

Se me pone la carne de gallina y se me enciende el pitorrito de alarma

Y es que ya llevo un tiempo rumiando 3 teorías de porque las citas a ciegas no van conmigo:

1. Mis amistades no tienen otras amistades normales

2. Soy una exigente de pelotas

3.  Llegué tarde el día que se repartieron las almas gemelas

SOULMATES 2

El caso, es que hace dos días me llamó una amiga:

– Charlie, tengo un amigo que…

Si, empecé a hiperventilar.

Con toda la razón del mundo.

Porque hoy, después de la expectación creada ante mi futuro y desconocido marido , el  encuentro ha sido un BIG FAIL. Porque donde yo me esperaba encontrar un Aston Kutcher de melena surfera y ojos azules, ha aparecido Frodo.

Puede que incluso haya sido una versión llavero de Frodo.

Os podéis imaginar lo que al pobre Frodo, se le habrá pasado por la cabeza, cuando ha visto mis 1’76 de altura encaramados en unos tacones de becaria con aspiraciones.

giraffe

O…

O en el mejor/peor de los casos…

Bonnie and clyde

Pero mi pobre Frodo, él no tiene la culpa de que mi amiga deba de ser completamente ciega, o de que tenga un grave problema de distorsión espacial. En realidad, nos hemos hecho hasta amigos en el momento  en el que hemos visto que nuestra posible o no historia de amor, nunca superaría las barreras del la altura. Eso sí, una vez pasado el incómodo momento en el que el resto de la mesa apoltronada en el bar, espera como nuestro amor a primera vista nos obliga a declaranos adoración in eternis.

Y por situaciones como estas que prefiero evitar, es por lo que no me gusta la gente con tendencia a emparejar.

El haberme comprado un gato ya debería ser señal suficiente,

pero por si acaso: queridas amigas que se que lo estáis leyendo, dejarlo ya.

Sin acritud

X, Charlotte

PUT A CAT IN YOUR LIFE

Y ese es mi nuevo consejo

 (Desde que trabajo en una multinacional estoy de un bilingüe que no me aguanto)

En otro post os mencioné que me compré un gato.

Yo siempre he sido más de perros.

Pero di con el anuncio sin querer y no pude evitarlo

Fue un arrebato

IMG_3319

Total que ahora en mi cuarto vivimos mi gato Manolito y yo.

Todas aquellas que no encontráis un hombre decente y echéis de menos ciertos comportamientos masculinos

deberíais compraros un Manolito.

A mi Manolito:

– Le gusta jugar con la pelota. Con cualquier pelota.

– También  gusta jugar con un clip, o un botón, o una llave. O con cualquier cosa que se encuentre

– Manolito va de que solo le gusta el foi de ternera gourmet. Pero con un poco de hambre se come cualquier cosa.

– Manolito es muy de marcar territorio

– A Manolito basta que le digas que se baje del árbol, para que se eche ahí la tarde

– Manolito tiene capacidad suficiente para estar delante de una pantalla un número indefinido de horas

– Manolito tiene la capacidad suficiente para dormir durante un número indefinido de horas

– Cuando le hablo, el solo oye blablabla

– Manolito no entiende cuando estoy enfadada.

– Manolito tampoco entiende cuando estoy triste

– A Manolito le da igual entender o no, porque va a pasar de todas formas

– Manolito solo llama cuando quiere algo

– Manolito es la ley del mínimo esfuerzo, porque sabe que es tan mono que quiero cuidarlo aunque no me haga ni puto caso

– Manolito se sube a la barandilla de la terraza a 15 metros de altura, para chulear delante de la gata de la vecina

– Manolito desaparece sin que te des cuenta, y reaparece cuando le da la real gana

– Toda expresión de cariño de Manolito, se puede resumir en un leve ronroneo.

Lo dicho

PUT A CAT IN YOUR LIFE

Como un hombre, pero cabe en el bolso

Tarzán

Doy por hecho que todos los que vais a leer el siguiente post, habéis visto alguna vez en vuestra vida, la película de Tarzán

Da igual que versión.

Tarzán

El de la selva

El de la mona Chita

El que se desplazaba por la jungla saltando de liana en liana

Ese Tarzán

TARZAN

Y esto viene, a que ayer tuve ocasión de volver a salir a una de esas maravillosas discotecas que atraen a todo capullo de vecino.

Y volví a acordarme de lo que significa hablar con un imbécil integral.

Hacía tanto desde la última vez, que casi lo echaba de menos

Cuando entré como becaria explotada en una multinacional cosmética, pensé que mi suerte en cuanto a cretinos se refiere, cambiaría con un par de cremitas y maquillaje bueno.

Pues NO

Sin ir más lejos, ayer conocí a la versión sin-taparrabos-ni-neuronas de Tarzán.

Mientras bailoteaba toda esa música de la que no he podido disfrutar en verano por cuestiones laborales, se me acercó un idiota bañado en Whisky.

Su cara presagiaba lo que estaba por llegar.

Pero yo con dos Gintonics le doy una oportunidad a cualquier payaso.

De buena, tonta.

Bridgetjones

Y aquí es cuando llega la

famosa

mítica

escena de Tarzán.

Me agarra bien por la cintura, me acerca peligrosamente a su cara y,  por mediación divina, consigue juntar dos palabras y decir:

-Yo soy un hombre, y tu una mujer

Y sonrie con cara de:  “como te he dicho ven, lo dejas todo”

OH DIOS MIO!

¿Pero cómo no me he dado cuenta antes?
Ha descubierto la panacea

Que llamen a las editoriales de los libros de biología,anatomía,medicina, filosofía,leyes, física y química.

Todo un nuevo hito en la historia de la humanidad

Se habrá quedado desfallecido mentalmente después de semejante reflexión

Si no fuera por el dopaje con Whisky, igual le nominaban a premio Nóbel

Todo el aquel que crea que Einstein era un genio, claramente no conoce a este ser de cuyo nombre no quiero acordarme.

Igual, que en la escena deTarzán

TARZAN&JANE

Pero al revés, y en patético

Porque dudo que la madre de semejante ser, enfundado en un jersey de cuadros a 50 grados Celsius en una sala abarrotada de bailadores frenéticos, fuera la mona Chita.

La verdad es que ahora no lo dudo tanto

Algunos deberías empezar a leer los consejos de Cosmopolitan  para aprender a ser un hombre interesante

(2’90 € en los kioskos)

X,Charlotte

Alvarete

Alvarete es un contable de mi nueva oficina.

Ni Alvaro, ni Alvarito, ni Alvariño.

Alvarete

O eso me dijo él

Le conocí en una de mis múltiples excursiones a la máquina de café.

Lo que socializa una en la máquina de café.

El caso es que mientras estaba esperando my relaxing cup of café con leche in the office, apareció un ser muy alto y desgarbado. De esos delgaduchos a los que no les interesa hacer ningún tipo de deporte, y les asoma una curiosa barriguita cervecera.

Y se quedó mirando muy fijamente.

El momento fue algo así

gatsby

No

La verdad es que no.

Alvarete tiene ojos de rana, y cualquier parecido con Leonardo Di Caprio es pura imaginación.

Imaginaros unos ojos de rana a punto de croar

Pues así.

-Hola! Soy Charlie. ¿ Y tú?

– ¿Yo qué?

– Que como te llamas

– Alvarete.

Y se fue

 Alvarete darling, con las tablas que tienes con las mujeres, se podría construir un tablao flamenco del tamaño de un estadio.

Todo un gentleman el señorito.

De esos que te dejan con la palabra en la boca y una sensación the WTF en el cuerpo.

Luego nos volvimos a cruzar en la cafetería. Se marcó un “no te estoy viendo” mientras abría una Coca Cola, y se ve que, el aire que se trae de: “en mis ratos libres soy un barman internacionalmente conocido” no le salió bien. Porque media botella de Coca Cola acabó en mi camisa blanca.

Y Alvarete repitió su maestral “voy a seguir haciendo como que no te he visto y no te he tirado media botella de Coca Cola en tu desorbitadamente cara camisa blanca de Zara”

Así es mi Alvarete.

Genio y Figura

Muy parco en palabras, pero tiene un arte para desbancar a cualquier otro idiota,que me deja sin palabras.

BEAN

El caso es que cada vez que tengo que subir a contabilidad, ahí está Alvarete.

Y sus ojos de rana

Y si tengo que ir a por un café, ahí está Alvarete.

Y sus ojos de rana

Y si tengo que comer, ahí está Alvarete

Y sus ojos de rana.

Alvarete y sus ojos están por todas partes.

SEXTO SENTIDO

Así que no me ha quedado otro remedio que empezar a esconderme de ficus en ficus mientras marcho hacia la máquina de café, pegar la nariz a la pantalla del móvil fingiendo que mantengo una conversación de lo más interesante en el ascensor y mirar al techo mientras se hace el dichoso relaxing café con leche.

Y parecer más rara de lo que ya parezco

Y todo para evitar a mi ojitos de rana.

Os seguiré informando

X,Charlotte