Te con Mussolini

En la vida, hay situaciones peligrosas en las que es necesario actuar con la cautela de una estatua.

Mente fría y ningún movimiento

Como por ejemplo, cuando un león te observa fijamente y no hay cristal de por medio, cuando nadando en mitad del pacífico te das cuenta de que esa aleta en movimiento que da vueltas en torno a ti es en realidad un tiburón, o en situaciones extremas como cuando llegas a casa y te encuentras que tu querida madre ha organizado una merienda con sus diez amigas.

A mi me gusta llamarlas  las “amigas-anti-persona”, un comentario en falso y tu autoestima vuela por los aires

(Vivan las tea partys)

Respiro hondo y abro la puerta del salón:

tea party

– Charlie! Cuanto tiempo

– Charlie! Que ilusión verte

– Charlie! Como has crecido (si te lo siguen diciendo una vez pasados los 18, significa a lo ancho, no a lo largo)

Saludo a todas y tenso los músculos.

Se avecina una tormenta que va a acabar en una espiral de chocolate y autocompasión.

Y entonces llega el primer asalto:

– Charlie, me ha dicho tu madre que estas a punto de acabar la Universidad, ¿Tienes trabajo ya?

….

round1

Y mientras sigo pensando en como decir de la forma más calmada posible que NO, un alma caritativa me salva del escarnio público

– María, no seas pesada, no saques ese tema (Eso María, deja el tema en paz)

Falsa alarma, porque entonces llega el segundo asalto

– ¿Oye y tienes por fin algún noviete por ahí?

– No, la verdad es que tampoco tengo noviete (y entonces sonrío como cuando sonrío antes de matar a alguien)

Y  con las caras de las malditas 10 amigas se puede escribir una enciclopedia entera de poemas de compasión y misericordia

Peor que un buen gancho de derecha. Otro más, y me voy al suelo fijo.

– Bueno hija, ni te preocupes, ¿porque todavía eres joven no? (…). Además de todas formas, mi hermana Claudia nunca se casó, y vive felizmente en su piso con sus dos perritos.

Y BUM

gameover

Y entonces, de repente pensé, que me da igual.

Me da igual no tener novio, ni universidad, ni trabajo.

Porque estoy en la casilla de salida perfecta para comerme el mundo, mucho que ganar y nada que perder. Porque puedo aprovechar para perderme. Porque mejor sola que mal acompañada. Porque puedo seguir volviendo a casa al amanecer, y ya dormiré mañana, o cualquier otro año. Porque puedo seguir haciendo el ridículo sin otras preocupaciones, porque puedo probar suerte por aquí y por allá. Porque a mi no hay NO que se me resista. Porque me quedan días infinitos de vino y chocolate. Porque todavía no he conseguido llegar a Holanda.. ni a Maui, ni a Australia. Porque la pared de mi cuarto todavía no está llena de fotos. Porque todavía alguien tiene que seguir vigilando a mis amigas. Porque creo que tengo que conocer a cretinos peores que los que ya he conocido. Porque siempre me quedará la música, y París. Porque puedo pasear y pasear buscando el fin del mundo. Porque seguiré bailando bajo la lluvia y cantando a grito pelado. Porque si me paran los pies, me salen alas. Y porque esto no se acaba.

Esto acaba de empezar.

SONY DSC

X,Charlotte

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s